Mitos falsos y verdaderos de la fruta

Mitos falsos y verdaderos de la fruta

En una firma especializada en distribución de frutas podremos encontrar un amplio stock de frutas diferentes, frutas que llegarán a las grandes superficies, supermercados, tiendas de barrio, etc. y con las que disfrutar de todas sus ventajas. En este artículo queremos compartir contigo algunos mitos sobre la fruta, algunos de ellos falsos y otros verdaderos.

Mitos sobre la fruta

Comer fruta con la piel es más nutritivo que sin ella. Verdadero. La gran mayoría de las sustancias activas de la fruta están en su cáscara, sobre todo en aquellas que tienen colores vivos como la ciruela y la manzana, aunque hay que lavarlas correctamente para eliminar cualquier clase de residuo.

Se dice que comer frutas de noche engorda. Falso. No se recomienda consumir algunas de ellas por su alto índice en hidratos de carbono, por eso se recomienda evitarlas antes de dormir, como la mandarina, kiwi, naranja o la uva entre otras.

Si hablamos de la manzana, hay que decir que ayuda a dormir. Verdadero. Gracias a su alto contenido en fósforo, tiene capacidades sedantes, que ayudan a dormir mejor, sobre todo una buena siesta, aunque se recomienda comerla cocida para evitar problemas digestivos o que engorde si se come antes de dormir por la noche.

Las frutas congeladas pierden sus propiedades. Falso. Las frutas congeladas, e incluso las verduras, es una estupenda forma para consumir aquellas de temporada dado que son las que se recolectan en el mejor momento nutritivo. Su textura y color se pueden ver afectadas pero no su valor nutritivo, manteniéndose prácticamente igual a las frescas.